Noticias

Impresión 3D de comida y papel, tendencia para envases alimentarios




La impresión 3D de alimentos, bandejas e incluso botellas de papel y las novedades en el ecodiseño marcan el futuro del envase alimentario. Se trata de una evolución que está marcada por la normativa europea y estatal en materia de economía circular y reciclaje.

La tendencia de la impresión 3D también ha llegado al campo de la alimentación. Recientemente, AIMPLAS trabajó en desarrollar una cápsula compostable para ser empleada en la impresión 3D de alimentos que comercializa una empresa española.

Se trata de un sistema por el que se introducen en una impresora 3D diferentes cápsulas, una por cada ingrediente del plato final. Y que mediante el proceso de impresión, dan lugar a la comida preparada.

RECOMENDADOConceptos básicos de colorimetría y sus diferentes usos en aplicaciones alimentariasLeer artículoRECOMENDADOBebidas con CBD que te ponen highLeer artículoRECOMENDADOConservantes que dan larga vida a las bebidasLeer artículo No obstante, especialistas del centro tecnológico señalan que aún queda mucho trabajo por hacer en materia de sostenibilidad en envases. Comparado con otros países europeos, como Francia y Alemania, donde van más avanzados en soluciones de envases reutilizables.

Te puede interesar: Verduras impresas en 3D conservan sus nutrientes

La tendencia de la impresión 3D también ha llegado al campo de la alimentación.

Impresión 3D alimentaria: tendencia e innovaciónAinia y Aimplas, centros que forman parte de la Red de Institutos Tecnológicos de la Comunitat Valenciana (Redit), son entidades coordinadoras del congreso Meeting Pack de envasado alimentario. El cual surgió con el objetivo de convertirse en un evento de referencia en el envase barrera.

Durante sus cinco ediciones, este evento ha servido como escaparate de las tendencias del sector, como la impresión 3D alimentaria o la irrupción del papel. El ecodiseño, que se ocupa de adaptar los diseños de los productos para hacerlos más sostenibles, es fundamental en la más reciente edición, donde reconocen a los envases barrera más sostenibles.

Por otra parte, especialistas declararon a la la agencia EFE que uno de los retos de la reutilización es la falta de información y normalización sobre la reusabilidad de los productos. Pues no se conoce el número de veces que un envase puede ser reutilizable, o cuando es medioambientalmente más sostenible que un envase mono uso.

Para ello, el Instituto Tecnológico del Plástico lanza su marca ‘Designed to be reusable’, que certifica que un envase se puede reutilizar de acuerdo con la normativa y en condiciones de seguridad.

Te puede interesar: Bioimpresión 3D, así funciona en el sector alimentario



Fecha publicación: 08/07/2022

Fuente: Énfasis Packaging Online- Noticias