Noticias

¿Cómo asegurar la calidad del aire en el habitáculo del coche?

Categoría: Plásticos en automoción y transporteLa calidad del aire en el interior de los vehículos (VIAQ, en sus siglas en inglés) ha sido un asunto de gran interés en el sector de la automoción debido principalmente a dos factores: el potencial efecto de los compuestos orgánico volátiles (COVs) sobre la salud de los usuarios y la preocupación de los consumidores por el olor emitido por los componentes plásticos.

En este sentido, se han desarrollado directrices sobre los niveles aceptables de COVs en el aire del interior de los vehículos. En el caso de la regulación china, u otras menos rigurosas como la japonesa y coreana, se trata de normas implantadas por el gobierno. Sin embargo, en la Unión Europea y Estados Unidos, los valores de COVs permitidos, así como los protocolos para la validación de los materiales, han sido definidos en gran medida por los fabricantes de los automóviles.

¿Sobre quién recae la responsabilidad de demostrar el cumplimiento de los valores límite de COVs para asegurar la VIAQ? La responsabilidad recae sobre el fabricante del automóvil, sin embargo, en general, el incumplimiento de estos requisitos se transmite sucesivamente a lo largo de la cadena de fabricación a los proveedores del nivel 1 (fabricantes de componentes completos, como asientos de coche), proveedores del nivel 2 (fabricantes de materiales individuales, como plástico, moqueta o cuero) y nivel 3 (proveedores de materias primas).

Los protocolos desarrollados por los organismos nacionales de normalización, por las asociaciones de fabricantes de automóviles, así como por los propios fabricantes para la validación de los materiales y aseguramiento de la VIAQ, se pueden clasificar en tres familias que se describen a continuación:

  • Análisis de emisiones de componentes
  • Análisis de emisiones en piezas
  • Análisis del aire contenido en el vehículo.
Tanto los análisis de componentes como de piezas se basan en el mismo principio, someter al material a un calentamiento que fuerce la emisión de los compuestos a determinar y la detección de dichos compuestos. Las condiciones de calentamiento van a depender del tipo de análisis, así como los métodos de detección. Aunque existen muchas normas de ensayo, hay solo unos pocos de procedimientos dependiendo de las sustancias a determinar.

Los ensayos de emisiones requeridos con más frecuencia por los fabricantes de automóviles sobre componentes son los siguientes:

  • Emisión de compuestos orgánicos totales (TVOC) o carbono total
  • Emisión de compuestos orgánicos por desorción térmica (VOC/FOG)
  • Emisión de formaldehído y otros aldehídos y cetonas
  • Emisión de olor
  • Fogging o sustancias condensables
Para saber más sobre cada uno de estos ensayos haz click aquí.

En cuanto a los análisis en piezas, los análisis más comúnmente requeridos por los fabricantes son las emisiones en bolsa y las emisiones en cámara dinámica de un metro cúbico.

Para dar respuesta a la creciente demanda de este tipo de análisis, AIMPLAS ha puesto a punto una metodología de análisis en cámara dinámica de un metro cúbico. Este análisis permite controlar la emisión de sustancias potencialmente peligrosas para la salud de los usuarios en piezas de gran tamaño en unas condiciones de calentamiento más cercanas al uso real de dichas piezas en el automóvil ajustando no solo el tiempo y temperatura de calentamiento, sino humedad y flujo de aire.

Para el análisis, piezas con un peso en torno a 1 kg son colocadas en el interior de la cámara y sometidas a un calentamiento a 65 grados durante 4 horas. Pasado este tiempo, los volátiles son recogidos en dos cartuchos con adsorbentes diferentes, uno de Tenax®, para el análisis de COVs, y otro, sílice modificada con grupos DNPH para el análisis de aldehídos y cetonas para su posterior análisis por GC-MS y HPLC-UV, respectivamente, para determinar la identidad y concentración de los compuestos emitidos.

El análisis en cámara permite la determinación de fogging y olor, aunque su realización dependerá de los requisitos del fabricante y de la norma de ensayo aplicada.



Ensayos acreditados por ENACAIMPLAS no solo ha puesto a punto la metodología de análisis, sino que ha alcanzado la acreditación ENAC según la norma UNE-EN ISO/IEC 17025:2017 siguiendo las directrices marcadas en las normas de ensayo siguientes: VDA 276, PV 3942, GS 97014-3, ISO 12219-4 y VCS 1027, 2769.



Si estás interesado en validar tus piezas para el interior del coche según esta metodología, no dudes en ponerte en contacto con nosotros (laboratorios@aimplas.es).

Autor/a: Nuria García Batista, Investigadora del Laboratorio de Automoción y Transporte de AIMPLAS.

Servicios que te pueden interesar Ensayos de emisiones

Durabilidad y resistencia

Homologaciones automoción

Formación en Control de calidad y ensayos

Formación en Legislación y normativa

Artículos relacionados






¿Por qué el PEAD ha cambiado la industria de la automoción?




AIMPLAS desarrolla proyectos para impulsar la movilidad sostenible gracias a nuevos materiales respetuosos con el medio ambiente y con altas prestaciones

Fecha publicación: 14/12/2021

Fuente: AIMPLAS - Blog