Español - ES | English - EN

NOTICIA

Creando plásticos más frescos, limpios y durables con antimicrobianos incorporados

Categoría: Institución

La revolución de los plásticos

El plástico es uno de los materiales más versátiles en el mundo, reemplazando el acero en los autos, el papel en el envasado y la madera en los muebles. Su descubrimiento revolucionario ha llevado al desarrollo de diversos materiales flexibles y económicos que han influenciado la moda y el estilo, haciendo que productos previamente inalcanzables fueran accesibles para todos, desde las necesidades de todos los días hasta productos lujosos únicos. Sin embargo en las últimas décadas la reputación de los plásticos ha sido empañada por la amenaza al medioambiente, asociada sobre todo con productos de uso único y descartable que llenan vertederos y contaminan nuestros océanos. Nuestra sociedad de usar y tirar – caracterizada por la diseminación de productos de vida útil muy corta y un sobreconsumo – está pasando factura al medioambiente, y el foco de atención debe girar hacia productos más durables y menos residuos.

Un camino seguro de abordar esta problemática es incentivar a los consumidores de reutilizar continuamente los productos plásticos por más tiempo donde esto sea factible, y un elemento clave de este aspecto es abordar las inquietudes de los consumidores acerca de la limpieza y durabilidad de los productos. Este es un desafío especial para productos como el envasado de alimentos que son un punto de riesgo principal para el crecimiento bacteriano, el manchado y la degradación del producto, así como también para productos de plástico duro de alto contacto, por ejemplo auriculares de teléfono en oficinas estatales, carritos médicos o incluso bandejas de seguridad en los aeropuertos, los cuales continuamente pueden ser re-contaminados por microorganismos. Las empresas grandes de productos de consumo están fomentando ahora el lema de cero residuos, proporcionando opciones de envases de recarga para productos como el shampoo y detergente en polvo. Mientras que esto se puede considerar un paso en la dirección correcta, estas botellas recargables raras veces se lavan, lo que permite el crecimiento de bacterias y moho. Minimizar o incluso prevenir la contaminación bacteriana en los plásticos mismos es un enfoque efectivo y práctico que podría solucionar hasta estos desafíos más difíciles.

La contaminación microbiana de los plásticos

Los microorganismos son capaces de adherirse a las superficies plásticas, y si están dadas las condiciones ambientales correctas, sobrevivirán, crecerán y se replicarán, creando simultáneamente decoloración, olor y daños que llevarán a la degradación temprana y eliminación del producto. Algunos plásticos incluso contienen niveles altos de plastificantes que actúan como fuente de nutrición rica en carbono para las bacterias y hongos y los hacen especialmente susceptibles a la penetración por estos microorganismos. Acorde con las agendas de sustentabilidad, la fabricación de plástico ha comenzado a transitar de la utilización de los ftalatos sintéticos a las alternativas derivadas de plantas, ya que frecuentemente se consideran más “verdes”. Sin embargo parece ser que los plastificantes provenientes de plantas, como el aceite de soja epoxidado (ESBO) encontrado en algunos envases de PVC de alimentos, son especialmente vulnerables al ataque por microorganismos.

Además existen ciertos productos plásticos que debido a su tipo de uso constantemente tienen altas cargas microbianas. Por ejemplo las superficies de contacto con alimentos limpiadas de forma inadecuada, como las tablas de picar, sillas de bebés o contenedores de alimentos muchas veces contienen restos de comida y partículas que proporcionan una fuente de nutrición para el crecimiento bacteriano. Artículos de plástico que se dejan en ambientes húmedos, cálidos o sucios como las botellas recargables de shampoo también proporcionan la superficie ideal para que las bacterias y el moho puedan florecer. Además, los olores corporales conocidos como “permastink” (hedor continuo) son creados a través del metabolismo del sudor por la flora de la piel, y pueden adherirse a prendas deportivas “activewear” hechas de fibras sintéticas, haciéndolos difíciles de eliminar. Cuando los productos plásticos se manchan, desarrollan olores o empiezan a degradarse, la mayoría de los consumidores simplemente los tirarán a la basura, porque pueden ser reemplazados de forma muy económica, contribuyendo así a incrementar los residuos y la contaminación.

 

La preocupante realidad de la limpieza

Los consumidores muchas veces son conscientes de los daños visibles de los productos y una encuesta de múltiples patrocinadores reveló que un 72% se preocupan por la exposición a las bacterias en sus vidas diarias, un número que ciertamente ha crecido al emerger de la pandemia del COVID-19. Como resultado, la limpieza y la desinfección se han vuelto prioridades importantes, tanto en los hogares como en las áreas comunes. Sin embargo los desinfectantes regulares solo ofrecen una actividad residual limitada una vez pulverizados sobre las superficies, así que tan pronto como se utilice de nuevo el producto desinfectado, se re-contaminará con microorganismos. Para productos de uso común como secadores eléctricos de manos en los baños públicos, estos eventos de contaminación serán muy frecuentes, y las prácticas de limpieza regulares son simplemente inadecuadas para poder mantener un ambiente completamente aséptico. Además productos químicos fuertes y acciones de restregar o cepillar también pueden contribuir a la degradación temprana y el desgaste, causando que los productos sean tirados prematuramente, independientemente de la limpieza.

Antimicrobianos incorporados  – una solución que conquista rápidamente al mundo entero

Microban® International es una empresa conocida como líder mundial en las tecnologías antimicrobianas incorporadas y las soluciones de control de olores, proporcionando estrategias complementarias a la desinfección regular o el lavado que pueden proteger los productos de la contaminación bacteriana. La tecnología Microban penetra la pared celular de los microbios, incluyendo las bacterias, hongos y el moho, interrumpiendo la función regular y el crecimiento, ayudando así a mantener los productos plásticos y las superficies más limpias entre cada limpieza. Los ingenieros experimentados en polímeros de Microban incorporan sus soluciones químicas personalizadas a los productos y superficies en el momento de la fabricación, de tal forma que se transforman en un componente integral del material y proporcionan una protección continua que funciona las 24 horas del día durante toda la vida útil del producto. Al proteger los productos de los microbios, Microban puede tranquilizar los consumidores con respecto a la limpieza de las superficies, y ayudar a prevenir la biodegradación, manteniendo por más tiempo la sensación de producto fresco, evitando así la eliminación prematura del producto.

Un socio versátil

La gama de más de 25 químicos antimicrobianos aprobados de Microban se pueden producir en forma de gránulos de polímeros, polvos y líquidos, para ser incorporados a una serie de materiales sintéticos, incluyendo polipropileno, poliestireno, polietileno, policloruro de vinilo, policarbonato y acrilonitrilo butadieno poliestireno. Mezclas madres especiales basadas en gránulos aseguran que la tecnología pueda ser incorporada sin problemas a los procesos de producción de moldeo por inyección o polímeros termoplásticos extruidos. Microban también ofrece una variedad de mezclas madres basadas en polvos o líquidos para otros procesos, como recubrimientos en polvo,  rotomoldeo y agentes espumantes. Microban es un socio confiable para los principales  fabricantes de plástico en el mundo, incluyendo GE Appliances, Rubbermaid, Speck y Whirlpool, produciendo desde lavarropas hasta contenedores para almacenar alimentos con una protección antimicrobiana científicamente probada.

Resumen

La creciente concientización de los consumidores acerca de la contaminación microbiana y los cambios en la legislación que posicionan el diseño de los productos en la primera línea de las iniciativas de sustentabilidad ha incitado a los fabricantes de plásticos a buscar productos innovadores más inteligentes, limpios y duraderos. Microban está atendiendo esta demanda proporcionando tecnologías antimicrobianas incorporadas que son capaces de mantener las superficies más frescas por más tiempo y asegurarle al consumidor la limpieza del producto, extendiendo así la vida útil de cada uno de ellos.



Fecha Publicación: 15/07/2021


Solicitar más información