Español - ES | English - EN

NOTICIA

AIMPLAS amplía el equipamiento de sus laboratorios con una cámara para realizar ensayos de adherencia según la norma UNE EN ISO 16925

Categoría: Sin categorizar

La evaluación de las propiedades de los recubrimientos de las piezas pintadas en el sector de la automoción está descrita en las normas que emiten los propios fabricantes. En el caso de Volkswagen la norma TL 211 define los requisitos para los recubrimientos poliméricos de las partes exteriores del vehículo hechas de plástico por ejemplo:

  • Parachoques
  • Embellecedores de ruedas
  • Spoilers traseros
  • Puertas traseras / tapas de maletero
  • Guardabarros
Ensayos de adhesión

El ensayo de adhesión en la industria de la pintura y recubrimiento es necesario para asegurar que la pintura o el recubrimiento se adhiere adecuadamente a los substratos sobre los que se aplican. El ensayo de adherencia, después del del proceso de aplicación del revestimiento, indica la fuerza de la unión entre el substrato y el revestimiento, o entre diferentes capas, o la fuerza de cohesión de los materiales

En el año 2019 Volkswagen actualizó la norma describiendo dentro de los ensayos de adhesión, la realización del ensayo de chorro de agua según el método C de la norma ISO 16925 (Determinación de la resistencia de los recubrimientos a la presión de chorro de agua)

Esta norma especifica cómo realizar la evaluación de la resistencia de los recubrimientos a la presión ejercida por un chorro de agua. El equipo necesario es una cámara de chorro de presión de agua específico para ese ensayo.

AIMPLAS ha incorporado a su equipamiento dicha cámara con la cual se controlan los parámetros críticos en la realización del ensayo, como son la velocidad de flujo, presión y temperatura del agua y ángulo de impacto entre otros.

La cámara puede funcionar en modo automático, donde ya están programados los parámetros definidos en la norma, o bien en modo manual, donde se pueden programar los parámetros necesarios para realizar el ensayo con unas condiciones específicas.

En la realización del ensayo, la muestra se somete inicialmente a una incisión en forma de cruz según indica la norma y a continuación se somete a una presión de agua durante un tiempo determinado en unas condiciones establecidas. A continuación, se evalúa el daño por medio de la comparación visual con figuras de referencia de la norma, en los cuáles la valoración característica se relaciona con las áreas desprendidas.

Gracias a la actualización constante de nuestros equipos, en AIMPLAS conseguimos ofrecer un servicio adecuado a las necesidades de las empresas, así como las mejoras que aportan las diferentes técnicas de ensayo exigidas por los fabricantes.

Livia López

Laboratorio Físico Mecánico

Tags: ensayo de adhesión, ensayo de chorro de agua, norma ISO 16925


Fecha Publicación: 17/12/2020


Solicitar más información